“NO PODEMOS SEGUIR UN DÍA MÁS CON UN SISTEMA CADUCO, ARCAICO, ARBITRARIO Y QUE VULNERA GARANTÍAS Y NO ESCUCHA A LA VÍCTIMA”

img

El abogado penalista Jorge Barrera, nos recibió en su residencia de Punta del Este, donde nos confiesa sonriendo, que se encuentra “descansando y trabajando” a la vez, pues su estudio de Punta del Este atiende las 24 horas. Pero llegamos hasta allí para charlar sobre un tema fundamental, que según este jurista, va a generar un cambio cultural en nuestra sociedad, más allá de lo que pensamos y es el nuevo Código del Proceso Penal que entrará en vigencia este año.

“LA VÍCTIMA QUE HOY ES LA GRAN OLVIDADA DEL PROCESO PENAL COMIENZA A TENER UN ROL PROTAGÓNICO EN LAS DECISIONES”

Jorge cuéntanos cuando empieza el nuevo Proceso Penal y los puntos fundamentales del mismo.

Barrera - El nuevo Proceso Penal comienza a regir a partir del 1º de Julio 2017, por lo tanto, eso va a generar un cambio cultural, no solamente en los operadores del sistema judicial, sino también en toda la sociedad y vamos a pasar de tener un sistema como el actual, que es un sistema inquisitorio, en donde el juez que investiga, lleva adelante las primeras medidas para obtener las pruebas, toma resoluciones sobre las personas que son sospechosas y luego, le pedimos a ese juez, que es el mismo, que sea independiente, que no tenga presente la investigación anterior, sino que se despoje de toda du actividad preliminar, para luego ser imparcial y tomar resolución, en base a lo que determinen la fiscalía y el abogado del defensor; es decir, el juez es juez de sus propias decisiones anteriores. En cambio en el sistema acusatorio, que es el que va a regir en unos meses, quien investiga, quien fiscaliza, quien lleva adelante todos el proceso preliminar es el fiscal, que es el que tiene que reunir los elementos para entender si hay o no caso, luego lo somete a consideración de la Justicia y quien le dará traslado al abogado defensor, quien podrá ejercer su defensa debidamente, para luego el juez después tomar resolución y ahí si en forma absolutamente imparcial, sin conocimiento previo de las medidas que haya tomado la fiscalía, es quien tiene que resolver. Es decir, pasamos de un sistema inquisitivo, que es un juez que investiga y decide, a un sistema acusatorio, en el cual el fiscal y el abogado defensor están en igualdad de partes y el juez independiente es el que lleva adelante la resolución. El sistema actual además es un sistema en el cual muchas de las actuaciones se dan por escrito, en el sistema nuevo a partir del 1º de Julio, se da la oralidad y la publicidad, es decir que serán orales y públicos, que eso también genera un cambio sustancial en el sistema actual. Luego lo más importante de todo, es que la víctima, que hoy es la gran olvidada del Proceso Penal, comienza a tener un rol protagónico en las decisiones que se lleven adelante por parte de la Justicia. Hoy tenemos un sistema que vulnera las garantías individuales, que viola los Derechos Humanos, que olvida la víctima y pasamos a tener un sistema en el cual están contemplado, los mínimos estándares internacionales en materia de Derechos Humanos. Este sistema nuevo le va a generar una mejora, no solo al justiciable, sino también a la víctima, donde a través de las formas de actuación dentro de los procesos que van a existir va a tener una opinión importante. Cabe destacar, que dentro de esa nueva reforma, tenemos no solamente el Proceso Penal ordinario, sino que tenemos dos herramientas procesales que van a ser muy útiles: la primera, el proceso abreviado y la segunda. son las medidas extra procesales de resolución de los conflictos.

“PARA MÍ ES EL CAMBIO MÁS RADICAL QUE HA EXISTIDO EN EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN Y DE LAS NORMAS PROCESALES”

Explícanos: ¿cuáles son?

Barrera - Este Código del Proceso Penal en realidad está inspirado en un código modelo para Iberoamérica se realizó el jurista argentino Meyer, en el cual la aplicación del Código Penal en los distintos países de América, se tiene como cifra en base a la experiencia de estos años, que el 90%, se va a tramitar mediante procesos abreviados y el 10% bajo el proceso ordinario. Esto va a generar que la mayor cantidad de recursos materiales, humanos, económicos, que hoy se llevan adelante para todos los procesos, va a existir una priorización y se van a aplicar más recursos en aquellos casos que realmente, el asunto se dirime en un juicio ordinario. Vamos a un ejemplo concreto: un accidente de tránsito, en el cual es clara la responsabilidad, en el cual son claros los elementos de condena. No es posible que tengamos un Proceso Penal que lleve más de un año para determinar una sentencia de condena con los mismos elementos que ya se tienen en ese momento. Entonces ahí cabría aplicar el Proceso abreviado, en el cual el fiscal determina que elementos hay, la defensa determina también que elementos hay o se allana a estos elementos y el justiciable tiene sentencia en el momento. Hoy en cualquier parte del país y para vos que estas con este semanario que se difunde en Maldonado, más del 60% de los reclusos de todo el país, también en Maldonado, están presos sin sentencia de condena. Eso atenta contra cualquier estándar internacional en materia de personas privadas de libertad sin sentenciad de condena y muchas veces, se resolvería con un proceso abreviado. Es decir, que en vez de ser sometido a largos años o meses de Proceso Penal, en el cual la mayor parte de las veces, ni siquiera se incorpora prueba distinta de la que se tenía en el momento en que comenzó el proceso. Bueno, ahí se gasta tiempo, se gastan recursos humanos, se gasta dinero y además, no le genera, ni a la víctima ni al justiciable, un resultado concreto. Mirá, cada vez que alguien es procesado, la primera pregunta que le hace el ciudadano medio, es cuánto tiempo le dieron; en realidad eso en el fondo está diciendo, que si hay un procesamiento y hay prisión, es porque está probada la responsabilidad penal y sin embargo no es así, porque en nuestro sistema, una persona actualmente va a prisión y en un delito excarcelable, es decir, aquel que tiene una pena mínima de 2 años, no sabe cuánto tiempo va a estar recluido y van a pasar de pronto varios meses, para saber cuánto tiene van a estar en prisión y eso vulnera cualquier garantía individual y además el derecho de la víctima, que no participó en esa instancia. La víctima en este Proceso Penal es un objeto de prueba, pero no es un sujeto, es decir, a la víctima se la trae, se la analiza, la ve el médico forense, le realizan las pruebas como si fuera un objeto y en definitiva, no tiene ni participación ni decisión en un proceso. Entonces el proceso abreviado va a permitir específicamente, tener una sentencia en muy corto plazo y con eso los operadores, se van a dedicar más a aquellos casos que por su complejidad, requieren más tiempo. Uno cuando analiza que de pronto en un accidente de tránsito o en un hurto, resulta que un Proceso Penal puede durar un año, cuando perfectamente la sentencia podría estar en 40 días, resulta conveniente para todas las partes, la aplicación del proceso abreviado. Luego están las medidas extra procesales. Estoy pensando en los casos en que la reparación a la víctima constituye el final del litigio; bueno, si la víctima habiendo reparado el daño quien lo produjo, entiende que está satisfecha en su pretensión, lo que corresponde es que precisamente se clausuren las actuaciones, porque lo que los privados solucionan privadamente, la presencia del Estado muchas veces entorpece más de lo que soluciona. Así que creo que son herramientas que van a ir de la mano del Proceso Penal, las cuales van a generar mayor certeza jurídica. Fíjate que hoy en el Uruguay hay casos de procesamientos realizados hace más de 3 años y ni siquiera tienen acusación fiscal; algunos de los cuales están en prisión y otros de los que están en libertad, es decir, que una persona estuvo en prisión, salió en libertad, sigue en libertad, pasaron más de 3 años y no ha tenido acusación fiscal. Entonces me pasa, que cuando tengo que ir a conferencias o congresos internacionales o cuando doy clases de Derecho Penal en Perú o en Argentina u otros países en los cuales participo en conferencias y tengo que explicar el Proceso Penal, siempre utilizo esta frase: “el Proceso Penal en Uruguay es tan peculiar, que cuando una persona tiene que estar libre, está presa y cuando tiene que estar presa, está libre”. ¿Por qué? Porque en este sistema con el procesamiento con prisión, una persona tiene que defender su inocencia estando presa, pero si el delito es excarcelable y ya se le dio la libertad y luego viene la sentencia de condena y no se lo reintegra a la cárcel. Por lo tanto el sistema es tan arcaico, que genera en cualquier observador externo, la confusión de tener un sistema donde no se respetan las tradiciones más caras del Derecho Penal y los principios de un Estado democrático de Derecho.

“UNO VE EN MUCHOS PAÍSES DONDE HASTA SE FILMAN Y SE PASAN AUDIENCIAS PÚBLICAS”

¿En qué cambia que las audiencias sean públicas en el nuevo Proceso Penal? Incluso para los medios de prensa.

Barrera - Ese es uno de los puntos de los que hablaba del cambio cultural de los operadores y de la sociedad. Es decir que la oralidad y la publicidad del proceso, va a facilitar no solo que las partes puedan tener acceso a las actuaciones, sino que también al resto de la población pueda tener acceso al contralor a las resoluciones judiciales y creo que eso es una cosa muy buena para la democracia; porque uno ve en muchos países donde hasta se filman y se pasan audiencias públicas sobre temas, que no sólo afectan una relación privada entre victimario y víctima, sino que afectan a toda la sociedad.

Hay casos que tienen connotada conmoción social.

Barrera -Es bueno que la sociedad tenga conocimiento que vivimos en un Estado democrático, en el cual se conjuga la eficacia en la represión del delito, con las garantías individuales. Porque tenemos que tener un Derecho Penal que cumpla con su función, que no es hacer justicia social, que no es asegurar la seguridad pública; porque en definitiva al Derecho Penal en esta sociedad, se le exige mucho más de lo que el Derecho Penal es. Entonces creo que la oralidad y publicidad del proceso van a ser un salto cualitativo importante y un hito histórico para nuestro país.

¿Esas audiencias orales y públicas, es opcional o son obligatoriamente de esa forma?

Barrera - Pasamos a un proceso de oralidad y publicidad y no es discrecional de los operadores; está establecido por la ley.

“LO CONTUNDENTE ES QUE ESTE SISTEMA ES MUY SUPERIOR A LO QUE TENEMOS”

El fiscal Enrique Viana dice que con este nuevo proceso el fiscal se transforma en una figura súper poderosa, que va a dirigir a la Policía y el abogado defensor no tiene los mismos elementos para contrarrestar. ¿Qué piensas de ello?

Barrera - ¿Y hoy qué pasa? Hoy lo que pasa, es que hay una cantidad de investigaciones que son reservadas, que el abogado defensor no tiene acceso; hay investigaciones presumariales a las cuales no tenemos acceso. Por supuesto que el sistema que se va a aplicar a partir de junio puede ser perfectible, no hace falta ser un iluminado para darse cuenta que en los primeros momentos, con un cambio procesal y cultural tan grande, pueden generarse algunas situaciones, pero lo contundente, es que este sistema es muy superior a lo que tenemos. Si seguimos manteniendo este sistema, mientras estamos haciendo esta nota, se están vulnerando garantías individuales. Aquí hay que hacer una aclaración y es que los operadores judiciales aplican lo que es ley, no es culpa de los jueces, ni fiscales, ni abogados defensores, que bastante esfuerzo hacen para llevar adelante las normas de un estado de derecho. Este código tiene que tener fecha de finalización y no podemos seguir un día más con un sistema caduco, arcaico, arbitrario y que vulnera garantías y no escucha a la víctima.

¿Este cambio en el Derecho Penal es el más radical de los últimos tiempos?

Barrera - Desde que ingresé a Facultad en 1987, no existió ningún Profesor en materia de Derecho Penal, ningún Profesor de Derecho Procesal cuando enseñaba Derecho Penal, que no nos dijera que este sistema había que modificarlo. Para mí es el cambio más radical que ha existido en el ejercicio de la profesión y de las normas procesales. Este proceso de modificación el mundo entero lo ha vivido, América lo ha vivido y nosotros estamos en la retaguardia de estas modificaciones.

Jorge estás en Punta del Este, descansando, pero a su vez trabajando. ¿Tienes estudio jurídico en Punta del Este?

Barrera - En nuestro estudio nos dedicamos fundamentalmente a los delitos culposos y a los delitos económicos, por lo tanto tenemos una permanente actividad, pues en los delitos culposos en la mayoría, son accidentes de tránsito. Entonces por estas épocas en Punta del Este, Maldonado y Rocha, genera una mayor afluencia de turistas, con aumento del parque automotor y se producen situaciones por las cuales, se requieren de nuestros servicios profesionales y en el estudio somos abogados penales de más de 15 compañías de seguros, tanto en Uruguay como en Argentina y eso nos genera volumen de trabajo importante y nuestros abogados están las 24 horas al servicio, porque esta actividad no tiene horario determinado.

face